miércoles, 11 de diciembre de 2013

Despropósitos de año nuevo

Había pensado escribir una en plan: alguna queca que me gustaría comprarme en el 2014... pero me he visto obligada a abortar la operación. Porque, entre otras cosas, desde que pensé en escribir mis planes futuros hasta hoy, mis ideas y planes han cambiado... y probablemente sigan cambiando de aquí a finales de año... y volverán a evolucionar hasta que llegue la primera y absolutamente misteriosa e indefinida compra resinera del 2014.

Así que bueno... para qué enredarme en cosas que sólo Dios sabe cómo saldrán. Por ejemplo, ese futuro post-apocalíptico mío que no llega nunca...

Me explico, una y otra vez he dado un puñetazo sobre la mesa y he dicho: "Me voy a comprar Tal moñeco y con él empezaré mi gran historia post-apocalíptica" (también aparece de forma esporádica la variante de tipo "mi gran historia zombi"). Pero es algo que nunca termina de cuajar...

013

Mismamente Azafrán y Rischa se vinieron en un principio para contar una historia totalmente distinta a la que ahora tienen. Conservan sus nombres y aspecto, pero se salvaron del fin del mundo en la Tierra gracias a que ahora se dedican a sobrevivir en el espacio exterior (cosa que es magnífica y de la que no me quejo, ya que es algo que me permite dar rienda suelta a cuantos mundos y criaturas se me antojen). Ya de paso, cabe también decir que entre una historia y otra estuvieron un poco en el limbo y también se libraron de acabar en el mercadillo :___D

Y este salto de dimensiones cósmicas fue posible gracias a que Lume tuvo a bien conceder uno de mis más difíciles sueños muñequeros: la resina de colores fantasía. Así, con la piel turquesa, los cuernos de Leeke y unos ojillos que parecen sacados de "Las crónicas de Riddik" (¿verdad que sí? :__D) pude hacerme a una extraterrestre perfecta al más puro estilo serie B clásica UXD

tin_team1

Pero lo cierto es que no la cambiaría por nada y me muero por verlos mientras siguen explorando el universo...

Pero volviendo a mi apocalipsis esquivo... la verdad es que la próxima vez me gustaría mantenerme con los pies en la Tierra (nuestro planeta azul). Y no sé muy bien en si la historia se situaría...
  • En un presente totalmente normal en el que los personajes se enfrentan a alguna de las mil preguntas sin resolver que acosan a la humanidad (¿misterios arqueológicos, marcianos?).
  • Un futuro distópico en el que queda poca gente que sobrevive de mala manera.


Y esas son las locuras a día de hoy. Nadie sabe cómo saldrá el futuro, así que... para qué intentar preverlo =D

6 comentarios:

  1. Decisiones, decisiones...
    Y cómo me alegro de que Azafrán y Rischa se salvasen del mercadillo!!!
    La verdad es que su línea argumental en el espacio da muchísimo juego, porque es algo que desconocemos y lo admite absolutamente TODO. Cualquier cosas que se te pueda ocurrir o que quieras inventar, puede sucederles a ellos. Y eso siempre es algo que no tiene precio.

    Y sobre el apocalipsis (adoro esa temática, por Dios, la adoro desde que de cría leí "La danza de la muerte", de Stephen King, ahora "Apocalipsis" xDD) Sobre el argumento de la trama, podrías incluso mezclar ambas opciones. Es decir, empiezas con la primera, dónde todo es normal, y eso desemboca en algo que termina con la segunda. Así podremos ver qué ha pasado de primera mano.
    En cualquier caso, espero que la idea cuaje y salga adelante, porque me parece súper interesante!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La infinidad de posibilidades espaciales es un arma de doble filo... porque puedes inventar cualquier cosa... ¡pero luego tienes que ser capaz de "crearla"! Y ya te digo yo que no hay muchos "escenarios, ropa y accesorios" de corte galáctico :__D

      Pues ya te digo yo que la idea es algo que lleva mucho tiempo rondándome la cabeza, pero necesito darle vida con el menor número de muñecos posible...

      Me pasa una pequeña tragedia y es que de la poca gente que me ofrece colores fantasía, suelen ser escultoras con moldes muy realistas... (es decir, no sale algo de color y marciano UXD).

      Y claro, un molde muy realista dan ganas de comprarlo de color humano y hacerlo un tío o tía que parezca real... pero... ainks ;__;

      Eliminar
  2. Te entiendo perfectísimamente. Yo estoy igual, sin terminar de decidir qué es lo que quiero. Pero bueno, el 2014 proveerá, así que sin agobios =)!

    Por cierto, me encanta la foto de Tin con sus amigas ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seh, el 2014 parece sospechosamente bueno en cuanto a promesas resineras (DEMASIADO). Todo sea que no nos acabemos llevando un chafón...

      Mil gracias, me encantó poder juntarlas, son las primeras fotos que le hice =3

      Eliminar
  3. Me apunto al club de la indecisión >.< por más que planeo las futuras compras, aspectos personalidades al fianl todo termina pata arriba y de forma muy diferente a lo que pensaba ne un principio XD


    He de decir, que aunque fuera de casualidad, pero la historia que ha surgido con Azafrán y Rischa esta teniendo buen resultado. y eso de hacer una historia post-apocaliptica me ha encantado O.o, con lo bien que te las arreglas para ponernos en situación y dejarbos intrigadisimos :) asi que te animo a que la hagas ^^!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de no ser la única a la que le pasa... ¡a menudo me siento tan impulsiva e inconstante!

    Espero poder seguir contando en un futuro más historias,y que os parezcan también interesantes. Aunque la de Rischa y Azafrán surgió un poco por "reciclaje", la verdad es que ha conseguido convertirse en una de mis favoritas (¿no se nota?).

    Espero en un futuro saber jugar bien mis cartas con lo que quiera que adopte y saber aprovecharlo al máximo >3<

    ResponderEliminar