viernes, 3 de octubre de 2014

Pelotitas

Sé que probablemente no se llama Pelotitas ni siquiera en su edición española; sin embargo, una de mis amigas de la infancia que tenía esta pony la llamaba así... y a mí se me ha quedado (tampoco está muy desencaminado, su nombre original es "Beach Ball").

La mía concretamente no había tenido mucha suerte en la vida: su pelo estaba estropajoso, el tope de su cola se había deteriorado llenándole cuerpo y pelo de óxido y su cuernecito mágico estaba roto. Por si fuera poco la pobre había caído en manos de una usurera sin escrúpulos que la tenía maltratada, sucia y demasiado cara para su estado.

A mí es una pony que me gusta porque es muy oscura, el pelo le cambia de color y tiene dibujitos por todo el cuerpo... se la pedí a mi padre y él me la compró (yo ignorante de su estado y él de la cotización de estos caballitos de colores). Total, que cuando me llegó y empecé a darle vueltas, no sabía si el nudo del estómago era de pena o de asco (o de ambas cosillas revueltas).

Pero le pedí pelito, la lavé, se lo cambié... ¡y ahora sonríe de nuevo! La franja fucsia pasa a blanco con el calor, ¡mola un montón! Es mi primera vez trabajando con Saran térmico y he de decir que tiene un rollo muy particular: es más áspero y grueso que el normal, además de menos oleoso. Tiene un acabado mate muy bonito... (eso sí, olvidaos de darle forma al Saran, si queréis rizos optad por el Nylon).

Pelotitas_before Pelotita_after

3 comentarios:

  1. Pobre Pelotitas, menos mal que fue rescatada de manos de Doña Urraca. Ahora sonríe de nuevo, y la mecha fucsia le brilla un montón!!

    ResponderEliminar
  2. Pobrecilla pero ahora ha caido en buenas y tiene el cariño que se merece.
    El resultado es increible, si no hubiera visto otros trabajos tuyos me pensaría que me estás tomando el pelo porque parece recien sacada de su cajita.

    Está genial, el pelo ha quedado super chulo.

    ResponderEliminar
  3. Pero madre mía, es verdad!! Si parece nueva!!! Pelotitas ha tenido una suerte loca, porque la has dejado absolutamente preciosa... Me alegro muchísimo de que la tengas en casa...

    Ay, dios, siempre me ha resultado súper curioso esa sensación de "rescate" y lo que sufrimos por los muñecos a los que consideramos en malas manos o mal estado. A mí me pasa, y me tranquiliza mucho el ver que no soy la única que pierde el sueño por objetos inanimados xDD
    Me pasa hasta cuando los compro en tienda. Siempre pienso "qué bien vas a estar en mi casa, jodido" y me da como paz xDDD

    ResponderEliminar