lunes, 14 de marzo de 2011

Ojos que ven...

Parece mentira, pero a menudo (para mí) las cosas más básicamente esenciales de las BJD son las que más me cuestan de hacer. ¿A qué me refiero? Piezas huecas, piezas que encajan, bolas del tamaño correcto…

Hoy me he puesto con uno de esos grandes misterios que quería desvelar: los ojos. Un simple hueco que muchos pensadores han considerado ventana del alma. ¿Una base para dejar hueco? ¿Cúter para abrir? ¿Dremel y palillos? Parece fácil pero NO lo es…

Las pastas de secado al aire (tipo Premier) son muy chulas para modelar cuerpos, pero se me embarran un montón a la hora de hacer caras, no consigo detalles finos las trabaje húmedas o secas, añada o sustraiga. Las pastas poliméricas que necesitan se cocidas, en cambio, aceptan mejor el detalle pero el hecho de que toda la masa esté tierna hace que se deformen fácilmente.

Todo esto para contar que hoy, por primera vez, he cocido mi primer cacho de Cernit Doll (porque el Premier va escaseando a espera de una remesa de dos paquetes y tengo un par de kilos de Cernit que requerían uso). El ejercicio consistía en… tachán ¡ojos! Sí, en hacer algo que tuviera ojos UXD He optado por la fórmula tipo faceplate para evitar el problema arriba mencionado de que se me deforme la pelota, y he aquí el resultado. No es muy bonita la pobre, pero… ¡hey, puede llevar ojos!


cabecicernit

Lo que no veo ni un pelo de claro es que a esto le pueda añadir Cernit fresco y la cosa se una... ¡pero probaré!

Y de extra, una foto de la raspita, que poco a poco se va articulando...

1 comentario:

  1. Yo creo que has avanzado bastante en cuanto a escultura se refiere. Hay que tener paciencia, pero esta faceplate ya tiene sus ojitos, su nariz y su boquita bien definidas!

    En cuanto al raspabody quiero apuntar que en persona es maravilloso, articula muy bien en el pecho. Ánimo con él!

    ResponderEliminar