martes, 28 de junio de 2016

Actualización de junio... ¡por los pelos!

¡Casi se me pasa este mes de junio sin poner nada!

De modo que voy a hacer una entrada-resumen rapidita UXD

La Dolls Garden Party de Toulouse fue un desastre. Poquísimas visitas, casi nada de movimiento. Y cuando digo poquísimas, quiero decir que no conté que entrasen ni 50 personas. Solamente vendí un set de re-ment (a las chicas del stand de al lado) y unos pololos. Fin.
Esto me lleva a pensar que es mucho mejor hacer pocos eventos muy grandes que miles de eventos pequeños. Los eventos pequeño y desperdigados tienen la ventaja de "se celebra un evento en tu ciudad". El problema es que si el evento es una mierda, no tiene ningún sentido ir... y para que acabe siendo un mercadito cutre entre las cuatro amigas de siempre, mejor celebrar una quedada-mercadillo en una cafetería y punto. Es más cómodo, más barato y menos cansado. Vendes igual de poco pero al menos te tomas un té y unas pastas entre amigas.

Pero bueno, aunque el evento fue desastroso estoy contenta porque mi última "colección de ropita" (si es que se le puede llamar así) ha tenido bastante éxito. Ha sido mi primerísima primera vez creando un patrón para una tela y estoy realmente satisfecha con el resultado. La tela de ponys que veis en las mallas de la izquierda la hice yo, ¡y ha tenido bastante éxito! Tuve que dibujar los ponys uno a uno, montarlos juntos, crear un patrón de repetición... pero ha merecido la pena. 

Leggings for Pure Neemo M

Me pone muy contenta saber que hay otras muñequitas por ahí contentas con sus mallas (plus algún hijo de puta del servicio de "La Poste" que me reventó uno de los paquetes y robó unas mallas). Sí, sí, suena un poco dadaísta pero es totalmente verídico: me acerco a correos y mando cuatro cartas conteniendo mallas para muñecas. Las deposito dentro de un buzón dentro de una oficina de correos (es decir, NADIE ajeno al servicio postal podría haberla cogido) y pasada una semana me la devuelven reventada de arriba a abajo, mal pegada con celo y con una notita diciendo que sienten mucho los daños que ha sufrido mi carta...


Impresentable, ¿no? Quizás sea aún más impresentable el trato que recibo cuando me acerco a una oficina a tratar el asunto: no van a devolverme el dinero (1,25€, ojo al dato) que me han cobrado por un servicio que no he recibido. La culpa es mía que metería algo indebido... y una máquina de correos lo rompió... ¿una máquina? ¿Abrió el sobre y sacó las mallas, en serio?
En fin, esta es solo una de la mil anécdotas negativas del correo francés de los cojones...

Pero bueno, ¿para qué regodearnos en basuras que no está en nuestra mano cambiar?

Sigo dibujando, la verdad es que no hay nada como practicar para ir haciendo mano. Me gustaría aprender cosas nuevas, experimentar... y mejorar. Además me gusta mucho porque es otra forma de ver vivos a mis personajes y no trabajo bajo más presión que mis propias exigencias :_D


Y ahora sí, vamos a por julio, que toca mi cumpleaños XD