sábado, 26 de marzo de 2016

Experiencia con Haru casting

Versión condensada de la historia del casteo de Hamanor:

Hablo con Haru de mandarles mi muñeca para castear. Acordamos un precio y discutimos un poco sobre colores (estaba interesada en un rosa transparente o efectos perlados). Como al final no llegamos a un acuerdo y los test que hicieron de efectos similares a lo que yo quería me parecieron poco bonitos, al final encargué 15 copias en 3 de los colores de su carta clásica: vainilla (translúcido), verde muy clarito (opaco) y lila (opaco). Pagué además por los siguientes servicios: que quitasen los bebederos (removal gates), que perforasen los canales (drilling) y que me pegasen los imanes.

Cuando reciben mis muñecas me dicen que las barras de piernas y brazos son muy débiles, por lo que me recomiendan engrosarlas ellos antes de castearlas en resina. Acepto fiándome (estúpida de mí) de esta gente que soba cada semana decenas de muñecos distintos. Tras hacer los moldes suben fotos de la primera copia de resina. Y qué sorpresa… es de una especie de amarillo transparente que ni me gusta, ni les he pedido, ni me interesa: https://www.flickr.com/photos/harucasting/25086097145/

Me dijeron que era una prueba y que la copia me la mandarían como regalo. No me sentó particularmente bien que lo hiciesen sin preguntar y el color distaba mucho de ser lo que quería, pero un regalo es un regalo. Y como era regalada, no quise venderla y le dije a mi padre que se la daría a él (que quería una tras haberla visto nacer).

Llega el día del envío y, tras mandármelas, me dicen que al final no han metido la transparente. Que el color no me gustaba y que como esta un test LA CALIDAD ERA MALA. Pero que en cambio me castearían una más en el color que yo quisiera (en un futuro indeterminado).

Las muñecas me llegan, las monto. Y comienza la pesadilla, porque “algo” muy jodido en los brazos de las muñecas de color vainilla (tranlúcido) impide que los doblen bien. Como se puede ver, las muñecas opacas (como la segunda que sale en este vídeo) se mueven mucho mejor: http://vid296.photobucket.com/albums/mm199/Apo_Doll/20160323_132409_zpshs3amojp.mp4

Y aquí empieza una batalla campal de mensajes desagradables con Haru (que quien quiera puede recibir de manera íntegra y privada). Yo les comento y argumento con vídeos que las muñecas no funcionan bien y que algo les pasa (ya sea que la resina translúcida resbala demasiado, que las barras de los brazos no están bien definidas porque la visibilidad de la resina es mala o lo que sea). Y les pido que rehagan los brazos.

Ellos se escudan en que todo es fallo mío, y me dicen de maneras muy poco adecuadas que la muñeca está mal diseñada, mal hecha y por último mal montada. Me dicen que les devuelva todos los bazos y el original y que procurarán hacerme las barras de resina de 1mm de grosor, tal y como el original. Pero dan a entender que es mi puto problema y debería apañarme la vida por mi cuenta.

Pero el original es de un material muy resistente, no de resina. Si la resina es débil, quizás no aguante una barra muy finita… ¿pensaban hacerme unas muñecas con unos brazos que fuesen bombas de relojería a punto de romperse sólo por demostrar que yo había diseñado mi muñeca mal? Por supuesto, les dije que no. Y me muestran, en contestación a mi video, un vídeo con una muñeca transparente que es capaz de doblar bien los brazos (porque se molestarían en trabajarle bien las barras para limpiarse el culo, por supuesto).
Profundamente HARTA de que la pelota de la culpabilidad pase de un tejado a otro decido hacer una pruebas con mis brazos defectuosos. Y oh, milagro… la muñeca puede doblar bien el brazo si sustituyes la mierda del travesaño que según Haru NO es defectuoso (brazos derechos de la muñeca originales, los primeros que mueve… brazos modificados por mí los dos últimos): http://vid296.photobucket.com/albums/mm199/Apo_Doll/20160324_091705_zpsrbjhz6ky.mp4

La conversación sigue subiendo de tono hasta que me canso y les digo que tienen dos opciones: o rehacen los brazos y se aseguran de que posen (cosa que pueden hacer con el torso que me mostraron en el vídeo) o me devuelven lo que yo pagué por el trabajo de los brazos que hicieron mal (más por una cuestión de orgullo persona, ya que la suma apenas da para una Monster High de las medianitas, ni siquiera de las caras… pero oye, yo me siento gilipollas por pagar un servicio que no he recibido).

Nótese a modo de recordatorio que ellos reconocieron que la muñeca totalmente transparente carecía de calidad suficiente… y aunque repiten cien veces que son humanos, jamás reconocen que han hecho las barras de las color vainilla mal. Sospechoso cuando se trata del mismo tipo de resina…

En cualquier caso, me han devuelto el dinero y me han dicho que no quieren volver a trabajar conmigo. Y por supuesto se ahorran la copia que me “deben” por todo el disgusto de la transparente de los cojones.

Ni una palabra más, que no quiero aburrir. Pero estoy dispuesta a largar a conveniencia, como la Esteban.


Milky jade Hamanor
Ahora sé que tenía que haberle hecho una mano haciendo la peineta.

2 comentarios:

  1. Pues vaya con el tal Haru ese. No me parece nada bien su forma de actuar ante esa situación, y no porque te haya pasado a ti. Que sí, que todos somos personas y podemos cometer errores pero hay que saber asumirlos, y más aún como tienda, y enmendarlos en la medida de lo posible. Pero seguro que hay opiniones de todo tipo, y quien haya tenido la suerte de mandarle todas sus creaciones y no tener ningún problema seguro que lo defiende a capa y espada.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, los vídeos hablan por sí mismos. Sobre todo siento que el nacimiendo de una muñeca tan bonita, tan delicada y especial, esté teniendo un sabor amargo. Siempre me ha parecido que tener que recurrir a un artesano completamente ajeno a una, que para más inri está al otro lado del mundo, para ver nacer tus creaciones, debe de ser una fuente de frustración infinita incluso en el mejor de los casos. Espero que te reconcilies con tus insectitas transparentes y que puedan salir pronto a vivir felices por el mundo.

    ResponderEliminar