viernes, 30 de octubre de 2015

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

No sé si los androides sueñan con ovejas eléctricas, pero sí sé que muchos de los androides de mi "mundillo ci-fi" (entre ellos, Charming) creen en una entidad superior: el Gran Dios Máquina.

No creo que sea nada a lo que ninguna criatura orgánica haya prestado demasiada atención (aunque seguro que alguno se ha sumado a la creencia, los orgánicos son bastante absurdos) y nadie a parte de los androides comprende qué es el Gran Dios Máquina.

Parece paradójico que entidades puramente lógicas y racionales como los robots tengan algo parecido a la religión... pero la suya no es una cualquiera. Su dios existe al algún punto secreto del Universo. Y ellos son capaces de sentirlo...



Hace tiempo que me ronda la cabeza de hacer un androide. El problema es que es algo tan infinitamente ilimitado que las decisiones te acaban abrumando: qué aspecto, qué formas... para qué presunta funcionalidad... ¡ARCS! Además, ¡esculpir los detalles, con el maldito ordenador! He tenido que buscar unos cuantos tutoriales nuevos de Zbrush para enfrentarme a ella (sí, lo siento, para mí es un poco chica, aunque en realidad es un robot sin sexo, lógicamente).

Cosas que tengo claras: sin ombligo, sin pecho (no es un mamífero y es totalmente falto de funcionalidad que tenga ese tipo de formas). La cara me dio muchos quebraderos de cabeza, pero al final tiene una "interfaz" humana de tipo asiático (que queda un poco asexual y además honra a los androides asiáticos de ojos rasgados que actualmente existen). Le haré orejitas robóticas (tan típicas) y probablemente una máscara. Me gustaría que se le pudiesen también acoplar piezas a la espalda (alas, un par extra de brazos, herramientas... ¡cualquier cosa que pueda concebir la imaginación!).

La idea es imprimirla con piezas en blanco y piezas en plateado (las que son más de tipo "cacharrería interna", como el cuello que veis en la imagen). A las blancas me gustaría darles imprimación y un poco de lijita para que queden más lisas y a las plateadas darles un rollo envejecido con negro y plata.



Y eso, que tengo una nueva ilusión muñequera. Es TAN bonita... voy a ahorrar fuertemente desde ya para poder pagar el print :X

lunes, 19 de octubre de 2015

Miniaturas asiáticas

Adoro las miniaturas. Todos esos pequeños detalles que marcan discretamente el realismo de nuestros muñecos: comiditas, cacharros de cocina, electrodomésticos cotidianos... probablemente la marca fabricante de este tipo de cosas para muñecas más famosa sea la japonesa Re-ment. Sin embargo, hay otras menos conocidas pero también muy interesantes como MegaHouse, Orcara, MIMO, Epoch...

Esta miniaturas están muy extendidas en mundillos como el de las Blythe o las Pure Neemo, dado que la mayor parte son, a grandes rasgos, escala 1/6. Yo he llegado a estirar algunas cosas hasta escala 1/4, pero hace falta que sea una escala 1/4 realista y adulta (si el el típico MSD regordete en plan crío mejor olvidarse).

Yo personalmente soy una gran fan y tendría cientos de sets si pudiese :_D Sin ir más lejos, este fin de semana mi padre me acercó lo últimos sets que compré y me tienen enamorada...


Re-ment
Re-ment 80s Retro Nostalgia My Home Life #1 y #6

Re-ment
Re-ment March Comes in Like a Lion - Kawamoto Family's Dinner #1 y  #8 + tortuga wingmau 

Conejimochis
Conejimochis
Epoch de conejitos-mochi

Los primeros los compré porque me mola el rollo retro-tradicional japonés. Los últimos... los descubrí de rebote y sencillamente no pude resistirme (porque yo también tengo de mascota una conejita preciosa que tiene indudable forma de mochi).

Y en agradecimiento por leerme, ¡una bandejita llena de mochis sonrientes!


domingo, 18 de octubre de 2015

Aprendiendo a reparar juguetes

En este período de descanso he aprendido también sabias e interesantes lecciones acerca de la reparación de juguetes.

El primero fue el AK-47 de Rischa. Es uno de mis "elementos de atrezo" favoritos, porque fue MUY complicado encontrarlo (cualquiera que haya buscado armas escala 1/4 lo sabe), le da muchísimo rollo a las fotos y además lo monté y pinté yo misma.

Pero tras una mudanza de cientos de kilómetros no es de extrañar cómo me lo encontré un día: despegado (roto) por dos sitios. Es una estructura larga y delicada, me partió el corazón encontrármelo así... pero no tenía ánimos, por lo que lo guardé con todo el cariño para más adelante... mientras maquinaba cómo arreglarlo. Decidí reforzarlo con una varilla interna de metal, como suele hacerse para montar figuritas. Era complicado y requería perforar... pero merecía la pena intentarlo si quedaba firme y no volvía a romperse.

Y el día que me cansé lo probé... y funcionó. SuperGlue y varilla de metal. La verdad es que el truco no puede ser más recomendable. El metal que "entablilla" las dos piezas les da una estabilidad y resistencia increíbles. Ahora el rifle vuelve a lucir como nuevo, y si tiene suerte no tendrá que afrontar más penurias... yo lo noto mucho más sólido 

FM2


Sin embargo, poco tiempo después, a una Unoa de Sekiguchi de Yukari se le rompió una pierna. Confiada, probé el SuperGlue convencidísima de que solventaría el problema con rapidez. Craso error. El SuperGlue es absolutamente inútil con algunos tipos de plástico (y el de la pierna de la Unoa de Sekiguchi es uno de ellos).

Yukari estuvo investigando y decidimos apostar por un pegamento apóxico bicomponente de una tienda local. No sin miedo, me atreví a hacerle una diminuta perforación a la pieza para atravesarle una varilla (fue una operación de precisión cirujana, dado que la pieza era muy pequeña y cualquier exceso o desviación podría causar daños irreparables). A pesar de que tuvimos la respiración contenida un buen rato, la operación resultó exitosa: el pegamento apóxico soldó perfectamente las piezas de plástico y la varilla hizo la unión más fuerte. ¡Ahora la pequeña ya no tiene que verse cojita nunca más!

Lo bueno es que ahora tenemos en casa material para enfrentarnos a cualquier cosa XP

¡Gracias por leer!

martes, 13 de octubre de 2015

Ese jersey

Sé que llevo mucho tiempo desaparecida (hoy concretamente hará tres meses que no escribo por aquí, LOL :_D). No voy a dar excusas de las que no le importan a nadie... pero sí quiero decir que los míos y yo estamos perfectamente, sólo ha sido cosa de un bajón muñequero (y que mi trabajo consiste prácticamente en darle duro a blogs y redes sociales, por lo que me paso el día escribiendo y acabo agotada).

Sin embargo no he dejado de muñequear, como puede verse por mi otro blog. He flirteando con unas cuantas cosas que no son de resina (como las plasticosas de Azone) y estoy en poner un poco de orden a mis ideas.

Pero como no hay nada como sacar a un chico guapo para animarse, hoy le he hecho algunas fotos a Artyom (Fifth Motif Venitu). Como tiene unas medidas muy extrañas, es francamente difícil comprarle ropa que le siente bien. Supongo que por ello en algún momento de mi pasado no muy lejano me apiadé de él y le cosí alguna cosa...

El caso es que hoy ya le había puesto un jersey que le encargué hace mucho cuando, de pronto, redescubrí en una caja uno gris que yo le había hecho (y olvidado). Así que me pudo la morriña, le quité la cabeza de nuevo, invertí más largos minutos en cambiarlo... y por fin pudo estrenar aquél jersey nerdi que le hice y que nunca llegó a usar.


Artyom Artyom Artyom

Le queda TAN bonito. Y eso que aquí ya se han acabado los días de sol por unos cuantos meses... toca apañarse con flash y luz artificial. Me he decidido y le voy a encargar unos vaquerillos, aunque ahora estoy en una época un poco costuril y estoy haciendo algunas ropitas (sí, lo sé, tengo que hacer fotos, soy un caso).

Y eso es todo por ahora. Muchas gracias por leer, me despido con la última llegada resinera, Olivia:


Olivia